Dosificadores volumétricos, gravimétricos

Los dosificadores multitornillo reducen sus costes de producción mediante una descarga uniforme y una dosificación precisa. De esta forma se obtiene la fórmula perfecta y se reducen los costes adicionales que conlleva una dosificación errónea. Su cuidado diseño y construcción lo convierten en un equipo muy fiable y robusto, con reducidos gastos de mantenimiento y mínimas paradas por avería. Los dosificadores multitornillo se fabrican en múltiples variantes para cubrir prácticamente cualquier tipo de aplicación.

En la dosificación volumétrica, la expulsión del material se produce exclusivamente en función del volumen, y con ello, de las cantidades. Como los dosificadores que trabajan de manera volumétrica no miden la masa, sus órganos de dosificación se tendrán que calibrar en función del material antes de cada uso.

En el principio de dosificación gravimétrico o en función del peso, una o varias células de pesaje integradas miden (pesan) el material que se desea dosificar. Por lo tanto la única unidad de medida es el peso. La comparación teórica/real regula la dosificación, por lo que los sistemas gravimétricos pueden compensar automáticamente las posibles desviaciones de la densidad aparente.

Utilizamos "cookies" para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa navegando asumiremos que está de acuerdo.
Más información