Incorporación de sólido en un solo paso

El sistema patentado de MHD 2000 sistema de (mezcla-homogenización-dispersión) está diseñado para mezclar sólidos (polvos, granulados) con líquidos. Se utiliza principalmente para los procesos de producción totalmente continuos. La unidad MHD es particularmente adecuada para aplicaciones que cumplen al menos uno de los siguientes criterios:

  • El proceso en gran medida debe ocurrir en una sola pasada.
  • Hasta un 80% de concentración de sólidos se han de incorporar en una sola pasada.
  • Se produce una reacción inmediatamente después de la mezcla.
  • La fase líquida ya es altamente viscosa.
  • La cantidad de energía requerida para el proceso de mezcla debe minimizarse.
  • El sólido es un granulado y debe triturarse mecánicamente y mezclarse.
  • La cantidad de aire atrapado se debe minimizar.

El MHD 2000 tiene dos conexiones horizontales para líquidos y una conexión vertical para el material sólido. La fase líquida se alimenta normalmente a través de la entrada superior por medio de una bomba de desplazamiento positivo o de un sistema de alimentación presurizado. El líquido se introduce, se distribuye a través del tambor concéntrico del MHD y se dosifica en la cámara de pre-mezcla a través de aberturas múltiples. El sólido se alimenta verticalmente a la cámara de pre-mezcla desde la parte superior a través de un conducto, por medio de un dispositivo de dosificación (alimentador de tornillo, un alimentador rotatorio, etc.) La sección de alimentación seca y la cámara de pre-mezcla húmeda están separados por un tornillo de alimentación. Las fases líquida y sólida entran en contacto en las proporciones definidas en la cámara de pre-mezcla. Al salir de la cámara de pre-mezcla, los componentes se dispersan inmediatamente mediante un sistema optativo rotor-estator con acción de alto corte, produciendo un producto alta calidad, libre de aglomerados en una sola pasada. El producto mezclado se descarga por gravedad a través de la salida de líquido en el punto más bajo en la unidad.

El rendimiento del MHD se establece mediante el ajuste del sistema de dosificación. La cantidad de energía requerida, y por lo tanto el grado de mezcla, se determina por la velocidad y la configuración de la herramienta elegida. Para los procesos simples, tales como el llenado de tanques o recipientes de almacenamiento, los sistemas de dosificación volumétricos son por lo general suficientes. En el caso de procesos completamente continuos que requieren altos niveles de precisión, se utilizan bombas dosificadoras de cantidad controlada para los líquidos y las básculas diferenciales de dosificación para los sólidos. Los resultados tienen generalmente una precisión de 0.5% o mejor.

El sistema de mezcla MHD 2000 está disponible en ocho tamaños diferentes, con volúmenes de rendimiento de entre 60 y 40,000 l/h. Todos los tamaños operan a la misma velocidad periférica del rotor, lo que garantiza las condiciones más seguras para la escalación.

Utilizamos "cookies" para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa navegando asumiremos que está de acuerdo.
Más información