Planta de dilución

La planta de dilución DPV de es adecuada para todas aquellas aplicaciones en las que dos o más líquidos han de ser basados en la cantidad y mezclados homogéneamente mediante una operación de una sola pasada. El proceso continuo permite una producción muy eficiente y económica.

El núcleo de la planta es una unidad de dispersión en línea de una sola etapa ULTRA TURRAX®, que es suficiente para las aplicaciones más estándar. Cuando se trata de mayores demandas sobre la calidad de la dispersión, el homogenizador se puede sustituir por un máquina DISPAX-REACTOR® de tres etapas o un molino coloidal tipo MK.

Los ingredientes se miden con una alta precisión en la unidad de dispersión por medio de bombas que presentan características muy estables. Diversos sensores y un control eléctrico con actualizaciones opcionales para automatización de procesos complementan la unidad. Todos los dispositivos de la planta están dispuestos en un bastidor de base común como un patín compacto con toda la tubería y el cableado eléctrico interno. La planta está probada para el funcionamiento antes de la entrega y los requisitos para la instalación en el sitio se reducen al mínimo. Después de conectar las líneas de alimentación y servicios, la planta está lista para funcionar.

La característica distintiva de la planta de dilución es el procedimiento óptimo del proceso de dispersión. Las fases que se van a mezclar no entran en contacto entre sí hasta justo antes de la herramienta dispersante. Esto impide por completo reacciones no deseadas tales como la formación de grumos.

Utilizamos "cookies" para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa navegando asumiremos que está de acuerdo.
Más información